Yes Radio FM
Vida Cristiana

Pensar bien: un arte necesario

Según estudios científicos, se estima que tenemos unos 60.000 pensamientos diarios y la mayoría son negativos, repetitivos y del pasado.

Pensamos de manera automática, no nos damos cuenta cuando lo hacemos y lo peor es que ni nos damos el permiso de objetar o detenernos a analizar cada pensamiento que se cruza por nuestra mente. Simplemente lo creemos y ya.

Pongamos una situación ejemplo: queremos iniciar un proyecto y nuestro cerebro, en mecanismo de defensa inmediatamente nos da el panorama fatal de lo que puede pasar.

Así mismo cuando queremos acercarnos a alguien que nos gusta “¿y si yo no le gusto?” probablemente no le gustes, (es broma) pero en todo caso intentarlo no te hará ningún daño.

Los neurocientíficos explican que “el cerebro humano está programado para centrarse en lo negativo. No es una maldición ni un castigo en nuestro ADN, es nuestro mecanismo de supervivencia”.*

Esto quiere decir que al anticipar los peligros (aunque no sean del todo ciertos) nuestro organismo se prepara automáticamente para defenderse.

Por otro lado, los neuropsicólogos afirman que “los pensamientos negativos actúan como el humo del tabaco. No solo impactan sobre nuestra salud y bienestar, sino que se impregnan en nuestros entornos, afectando a nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo».*

Esto hace que quien nos escuche también sienta lo que estamos transmitiendo, cambiando su estado de ánimo en segundos.

Esto lo podemos notar fácilmente cuando estamos cerca de alguien que todo lo que hace es quejarse y aunque nosotros “estemos bien” dichas quejas van mellando en nuestros estados de ánimos hasta empezar a ver las cosas como ellos la ven.

“Porque cuál es su pensamiento en su mente, tal es él” (Proverbios 23:7) este proverbio bíblico nos enseña que nos convertimos en lo que pensamos y que es muy fácil que nuestras acciones sean dirigidas por nuestros pensamientos.

Es cierto, lo sabemos, vivimos en un mundo contradictorio en el que las malas noticias, las crisis, los fracasos nos acosan, y por otro lado hay muchos que predican el “pensar bien para vivir bien” y se hacen millonarios con esa premisa, sin embargo, lo interesante aquí es ver como hay una fuerte cantidad de personas decididas a querer cambiar su manera de pensar.

A medida que aprendemos a pensar como Dios piensa, cambiamos la desesperanza y las dudas por confianza en que lo que Dios está haciendo es mejor de lo que esperamos. Creemos que Dios tiene un maravilloso futuro planeado para nosotros, sin importar cómo haya sido nuestro pasado, o como sea lo que estamos viviendo justo ahora.

Y todo eso lo logramos cambiando nuestra forma de pensar.

* La mente es maravillosa.

Artículos Relacionados

Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman

adminyes

Un equipo especial

adminyes

¿Qué quiere Dios que aprenda de esto?

Editor
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Mas.